FACYL promociona las actividades del colectivo ‘El Cuchitril’ con el objetivo de dotar de mayor visibilidad a los proyectos locales

04/10/2021

#FACYL2021 mantiene su apuesta por la colaboración con los colectivos y entidades locales, con el objetivo de sumar y dar mayor visibilidad a los proyectos culturales y artísticos que se desarrollan en la actualidad en la ciudad de Salamanca. En esta ocasión apoya al colectivo ‘El Cuchitril’, que reúne a creadores locales de prestigio y a nuevos nombres de las artes, pone en marcha, coincidiendo con las fechas del FACYL, dos proyectos en espacios públicos: el denominado ‘Tríptico Divino’ y dos talleres bajo el nombre común de ‘Biblioteca escuela-museo’.

Tríptico Divino.

Coordinados desde el colectivo artístico ‘El Cuchitril’, nueve artistas crearán en vivo y en la calle durante los días del festival seis murales bajo el nombre de  El Tríptico Divino. Se trata de Henar Bayón, Chema Alonso, José María Benéitez, Juanvi Sánchez, Decoma, Eduardo Sánchez, Raquel Barbero, Cristina Aliste y Angie Siempreviva. En el entorno de la Plaza del Corrillo unos paneles en forma de tríptico servirán de soporte para las intervenciones artísticas. Diariamente, un artista o en colaboración dos o más artistas, pertenecientes al colectivo realizarán una obra en el espacio público, con la participación e implicación de la ciudadanía. De esta forma, el arte sale a la calle y los artistas muestran su trabajo: el proceso creativo se comparte.

Henar Bayón presentará  el día 5 “INorgánico” La propuesta a realizar parte del intento de conjugar lo clásico y lo contemporáneo. Se quiere crear un bodegón con objetos de nuestro pasado, en cierta manera olvidados, pero con una visión contemporánea, consiguiendo una imagen actual gracias a la forma de componer la escena y trabajar la pintura, acercando el resultado a las estéticas más actuales relacionadas con lo pop, los memes y el street art más moderno.

El día 6, Chema Alonso realizará su proyecto “Nadie conoce a nadie…» Según explica el artista: “Con la pandemia muchas cosas han cambiado, no sólo a nivel socioeconómico y cultural, también a nivel psicológico. Esta situación nos ha “obligado” a salir de lo que creíamos que era nuestra área de confort y situarnos en un escenario de incertidumbre, y como consecuencia, de inseguridad en la que la convivencia con los demás, y con nosotros mismos. En el momento que salimos del confinamiento al exterior, nos pusimos la mascarilla, y se nos cayó la máscara. Nos costaba reconocer a los demás, primero físicamente, y progresivamente también muchas de las reacciones tanto personales como colectivas ante tal situación; o al menos es mi percepción. Definitivamente, pienso que la lección acaba de empezar, y la recuperación de la confianza va a ser una asignatura difícil y muy laboriosa a cualquier escala hasta conseguir una “nueva normalidad”. Con este mural, “Nadie conoce a nadie” de la serie, “Todos somos diferentes” que comencé hace ya más de 20 años, en la que he intentado reflejar la actitud individual dentro de la colectiva, quiero poner de manifiesto todo lo anteriormente relatado, a través de la expresión sencilla y gestual y crear un retrato de este momento en el que resultamos perfectos desconocidos, incluso para nosotros mismos”.

“El viento les mueve”. En la intervención del día 7, José María Benítez y Juanvi Sánchez proponen generar una pieza jugando con las palabras, diferentes materiales y el propio proceso creativo. Elementos sencillos, que se repiten: papeles diferentes que se repliegan sobre si mismos escondiendo palabras, que conviven con plásticos, vinilos, caucho o elementos vegetales… Una aparente similitud que nos oculta las diferencias -de mensaje textual, de estructura química, de modo de dialogar con los elementos más cercanos_. Un todo en el que se recogen las influencias del entorno y la participación espontánea de quien se transforma, de observador, en parte activa de la obra. Personajes, sorpresas y descubrimientos que aparecerán cuando nos pongamos en acción. El viento nos mueve.

El viernes 8, Tim Decoma y Eduardo Rodríguez Sánchez-bordona proponen “Barrocos”, una obra que fusiona su diseño con el entorno que la rodea y para conseguirlo, utilizarán elementos que son visibles en el contexto barroco y plateresco de la ciudad de Salamanca. La sitúan junto a la ventana barroca del Camarín de la Virgen de la iglesia de San Martin, en plena Plaza del Corrillo. La composición en tríptico pretende exponer una obra colorista y dinámica que, a modo de retablo, genere un diálogo entre el arte sacro y el muralismo urbano contemporáneo, contrastando con el entorno. Desde que adquirimos las herramientas necesarias para representar aquello que nos inquieta, los seres humanos hemos usado el mural como medio de expresión artística. Desde el paleolítico con pinturas rupestres hasta ahora con graffitis callejeros, pasando por las representaciones en templos de culto de diferentes confesiones. “Hemos desarrollado nuestra propuesta tomando como referencia, la propia iglesia de San Martín, en particular y el arte sacro en general. La iglesia de San Martin ha sufrido muchos cambios a lo largo de su historia, de arquitectura románica en su origen, hasta su última restauración en los años 60, nos demuestra que no hay nada inamovible y estático. En este caso y por un día, albergará un retablo en stencil inspirado en pintura sacra, cerca de la ventana barroca del camarín de la virgen”.

La propuesta “Dulce introducción al caos” “De tu caos a mi orden” que se producirá el sábado 9, de Raquel Barbero y Cristina Aliste, está basada en el concepto del movimiento sempiterno y la teoría del caos y establece una analogía entre el Big-Bang y la formación del sistema planetario, con el bombardeo de ideas, sensaciones, emociones, que ocurren dentro de uno; alteración cerebral, dificultad para ordenar los pensamientos, confusión cognitiva, falta de centro… Con este fundamento elaboran su obra compuesta de tres partes: – Parte central- Fotografía intervenida que representa confusión, exceso de estímulos que, en algunos casos, llevan a anular el razonamiento lógico, resultando una suerte de caos que, a su vez, genera un nuevo sistema vital ordenado. – Laterales. Darán continuidad a esta imagen central, de modo que reflejen ese caos de ideas, sensaciones y emociones a través de un collage multidisciplinar y transfer de fotografías.

Por último, el domingo 10 Angie Siempreviva propondrá su proyecto “The tiny Combo”. El mundo del sticker ha generado una unión, pocas veces conocida, entre artistas de cualquier lugar del mundo. Obras condensadas y reducidas a pequeño formato, con firmas reconocidas circulan en fundas de ordenador, carpetas, carcasas de móvil, farolas, señales de tráfico… Ya no son pegatinas, es una forma de expresión, es arte asequible y democrático, no es exclusivo y sectario, es una filosofía, una forma de entender el arte que viaja en cualquier bolsillo a cualquier lugar del mundo. Con esta exhibición de pegatinas enviadas por artistas de todo el mundo, queremos formar, lo que en el mundillo sticker, se denomina combo, una reunión de artistas con estilos muy distintos. Se colocarán unas junto a otras, sin dejar espacio entre ellas, en uno de los trípticos de madera que se instalarán en la Plaza del Corrillo. Angie Siempreviva,es una emprendedora y artista urbana madrileña afincada en Salamanca, que desde hace unos años se centra en las pegatinas como medio de expresión, organizando eventos en torno al arte urbano y el graffiti. Su obra personal está movida por la necesidad de un mundo más verde, siendo el reino vegetal el eje de sus piezas. En forma de stickers, pintura mural o dibujos, reivindica la vuelta a una vida más pausada, en armonía con la naturaleza.

Talleres Biblioteca escuela-museo

La biblioteca de cordel. El movimiento de las palabras es incesante. Pueden trasladarse alojadas en modestos papeles o a través de cables conductores ópticos cruzando el planeta a toda velocidad. En este taller vamos a tratar de imaginar el periplo que tienen que recorrer las palabras hasta llegar a los libros. Exploraremos algunas estrategias para que nosotros mismos podamos convertirnos en un dispositivo en el que las palabras viajen en el tiempo y el espacio. Y quizá, con un poco de suerte, incluso podríamos transformarnos en un libro, o en una biblioteca ambulante.

El objetivo de este taller es dotar a los más pequeños de las herramientas necesarias para generar sus propias ediciones, mediante técnicas sencillas que emplearán para hacer sus libros y que sean conscientes de la libertad que tienen para rellenarlos ellos mismos. El mundo editorial no está acotado a unos pocos y los lugares de exhibición tampoco. Por eso, la segunda parte del taller consistirá en aprender a clasificarlos y romper la creencia de que sólo están disponibles en librerías y bibliotecas. Una biblioteca puede estar en cualquier lugar, derribar los dogmas mediante el juego y la implicación personal, en definitiva, ampliar las fronteras de la imaginación. 

Esta actividad se realizará en el patio de la Biblioteca Pública de Salamanca, Casa de las Conchas, los días 9 y 10 de octubre de 12:00 a 14:00 horas. La actividad es libre hasta completar aforo y no requiere de inscripción previa.

Otras noticias Otras noticias Otras noticias Otras noticias